martes, 14 de diciembre de 2010

Apuntando

  • El olor que invade el departamento cada vez que traigo jazmines.
  • Que en una de nuestras charlas matutinas, una amiga me diga que somos parecidas, que se dio cuenta leyendo un libro de esos sentimentales.
  • El nuevo discazo de Divididos.
  • Los mimos de Pepa.
  • Que mamá y hermana hayan venido a llenarme la heladera, y a rellenar el corazón.
  • Las ganas del viaje a Machu que se me viene.
  • Que mi jefe sea mi amigo.
  • Que mi amiga sea mi compañera de trabajo.
  • El olor a tostadas a la mañana.
  • Ni hablar del mate, mucho menos del Nesquik.
  • La planta esa que me compré el día de la primavera, que todavía vive (increíblemente).
  • El emprendimiento que estamos planeando con otra amiga.
  • Los últimos días de ciudad, y de departamento solo.
  • El verano que se viene.
  • Lo lindo de mis uñas sin comer.
  • Las ganas de un enamoramiento.
Y las listas que me hacen pensar que el año que se viene va a ser tanto mejor.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Período de adaptación

No sé si hasta ahora lo había mencionado, pero soy una persona bastante jodida. No por rencorosa, vengativa o dañina, sino por renegada. Sinceramente, vivir sola no ayudó demasiado, porque junto con el incremento de mi amor por la no compañía constante, creció también mi molestia por las multitudes. Podemos agregar que mi departamento está bien para dos o hasta tres personas, pero nunca jamás para cuatro, y mucho menos con equipaje excesivo.

El punto es que cada vez que me visita mi familia, escucho la queja repetida de mi mamá: "Te ponés de mal humor y nos hacés sentir incómodos". Y, si vamos a la cuestión del asunto, tiene razón.

Es que por más que cuando me doy cuenta, intento por varios medios relajarme y disfrutar de la compañía, no puedo evitar sentirme invadida. Porque todo el departamento está plagado de ropa, mis cosas súbitamente cambian de lugar, y no dejo de escuchar sugerencias del estilo: "Vos lo que necesitás acá es una mesita rebatible, o una barra", "Ahora cuando vemos a la abuela le pedimos que te explique cómo hacer esas cortinas", ó la más temible, dicha por mi hermano "Cuando yo viva acá no pienso tenderme la cama". En serio, este tipo pretende volverme loca antes de tiempo, sin mencionar el temor que me genera abandonar esta vida de departamento incompartible.

Y entonces el control mental se esfuma más rápido que el cambio en la billetera, y mi cara de traste sale a la luz. Es que los amo y quiero que me visiten, pero definitavamente las visitas de dos días no me dejan tiempo para demostrarlo.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Volver a mí

Cuando empecé el blog lo hice pura y exclusivamente para decir lo que se me cante. Esto del anonimato da una libertad exagerada, que a medida que pasa el tiempo siento que fui perdiendo. No porque yo ya no sea anónima, sino porque adentro mío fue intimidándome el hecho de que tanta gente (ya sé que no son un millón, pero para mi 40 personas que no conozco, es mucho) pudiera leer acerca de mí.Y como ya dije en la primer entrada, yo vengo a desnudarme frente a un grupo de extraños. Sí, ya a esta altura un poco de miedo me dio, pero pretendo bancármela y seguir adelante, por lo menos por un tiempo más.

La cosa es que (para ir alejando fantasías, quién sabe si perversiones) esto de perder la esencia no me está gustando. No vengo acá a desovillar algo que pueda entretenerlos, vengo a decir lo que se me dé la gana, a desahogar mis quilombos personales, y a gritar a los cuatro vientos (o publicar vía world wide web, da igual) cosas que en la vida real, en el cotidiano perecer, no me animo a decir.

Porque Hilitos es Hilitos, pero también es Sole, es hermana y es amiga, es estudiante y obsesiva. Y todo, por la módica suma de un blog colgado en la web.


jueves, 11 de noviembre de 2010

Lo sospeché desde un principio

Acabo de dar vuelta el rollo de papel higiénico para que la punta quede colgado desde arriba.

Sabía que este día iba a llegar. Soy oficialmete obsesiva.

jueves, 4 de noviembre de 2010

La nube sobre mi cabeza

No sé si es el fin de año, o lo cíclica que puedo ser, pero otra vez los días se me tiñen un poco de gris. Primero, porque lo que me disgusta está a la vuelta de la esquina, y no de una sino de las cuatro. Sí, una mierda.
  • Detesto la publicidad esa de Nivea, que la chica se pone la crema y de golpe un tipo la está corriendo en el bondi. Cualquiera, no hay publicidad más trillada... En serio, piensenla un toque más.
  • Me revienta que no se valore mi esfuerzo. No está bueno sentir que trabajo más que el resto.
  • Las bocinas nunca van a dejar de molestarme.
  • La obra de al lado no termina más. De verdad, hay cosas que no tienen arreglo, dejen de intentar y mantengan mi hogar en dulce silencio.
  • Duermo poco, lijo mucho, salgo nada.
  • Los jueguitos esos del estado de Facebook son una boludez. Causa gracia, pero son boludos.
  • Mi departamento se ensucia solo, no importa cuánto lo limpie, siempre la estela gris vuelve sobre el suelo.
Tengo el blog abandonadísimo, y lo único que puedo escribir es un post hiperarchimega mala onda. Sepan disculpar, mañana les enumero las buenas.

jueves, 28 de octubre de 2010

Y se fue

Si te digo qué logró este hombre en mí, es fácil. Me despertó las ganas de creer en política. De interesarme, de opinar. Me hizo sentir un país más formado, más conciente y un poco más igualitario. Para todos. Me sorprendió, me hizo enojar y me puso contenta. Me dejó abrir un poco los ojos. Tal vez mi tiempo y mi lugar, también aportaron al cambio. Pero estoy segura que con cualquier otro, hubiera sido mucho más difícil.

Desde acá y hasta donde sea que esté, le doy las gracias a Nestor porque hoy, me siento más ciudadana.

jueves, 14 de octubre de 2010

Verdades

Sí, es verdad. Te dije que me gustabas. Te dije que no me importaban las excusas y después te dije que te invitaba una cerveza.

Ahora tiemblo, eso también es verdad. Pero por lo menos puse huevo, qué se yo...

Ah, cierto!

Sí, ya me había olvidado: me encantás.

sábado, 9 de octubre de 2010

Me Comprometo

Una entrada cortita, sólo para decir que ayer estuvo muy bien, que se recaudaron 20 toneladas de comida a ser distribuidas en colegios y hospitales, que el recital fue muy concurrido y que espero desde lo más profundo del corazón que el mensaje haya llegado, y que desde ahí corra la voz.

Hay mucha gente tratando de cambiar las cosas. Mucha gente que cree que no sólo con votar se hace democracia. Y sobretodo, mucha gente comprometida con la vida. Eso sí que es bueno

Dejo el spot actualizado, espero que los disfruten, y ser yo también eco de su voz.

jueves, 7 de octubre de 2010

Todos fuimos


La cosa es así: Mañana es el IV Día del Estudiante Solidario, iniciado por los familiares y víctimas de la tragedia de Santa Fe. Si no sabés, podés enterarte un poco acá o acá, podés ver un lindo spot acá, y sobretodo, podés acercarte al Luna Pak mañana, a partir de las 17 hs a aportar cualquier donación que puedas hacer.

Porque resulta que esta gente, intenta hacer de su tragedia algo que nos sirva a todos. A vos, a mí y a todos los que queremos. Y no basta con admirarlos, también hay que apoyarlos. Porque las cosas cuando se hacen con buenas intenciones, se celebran.




El 8 de octubre de 2006 un grupo de estudiantes de Capital Federal volvían desde Chaco, de un viaje con fines solidarios, con la alegría de haber compartido su tiempo, ilusiones y amor con chicos que viven una realidad diferente. Pero 9 de ellos y su profesora perdieron la vida en un choque entre el micro en el que viajaban, conducido por alguien sin experiencia ni habilitado para hacerlo y un camión, cuyo conductor estaba alcoholizado, en una ruta no dimensionada para el tránsito que posee, suma de factores que dejó en evidencia la inexistencia de los organismos de control, y la ausencia del Estado.

Desde ese día, los padres, familiares y amigos de las víctimas luchan para ayudar a cambiar esta terrible realidad nacional, y redactaron un petitorio para reclamar a los gobernantes que la Seguridad Vial sea Política de Estado, para que nadie más muera en nuestro país por hechos de tránsito evitables. Han solicitado desde entonces adhesión al petitorio a toda la Sociedad.

lunes, 4 de octubre de 2010

Hoy




Hace unos días la robé de algún lado y podés creer? Ya no me acuerdo de dónde. O me compro una memoria, o mi vida va a estar jodida, muy jodida.
Cuestión: Hoy es día de besarte. Sólo me queda averiguar quién sos y estaría teniendo un día perfecto.

viernes, 1 de octubre de 2010

Mañanas de sol

Mi mañana sonríe desde el momento en que me rendí a la tentación de la cama, y resigné la tortura de esa clase pedante.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Quién es? Soy yo.

¿Quién me manda a hacerme la copada? Si él, y vos, y yo sabemos que me aburro.

¿Eh? ¿Quién me manda?

sábado, 25 de septiembre de 2010

En falta

En algún momento de mi no tan larga vida, mi cuerpo decidió no responder. Se convenció de que eso de esforzarse para que la mañana siguiente sea de lo más normal , era una pérdida de tiempo. Concluyó que si mi alma no le daba respiro no había problema, sólo tenía que pagar (a noche vencida) la módica suma de un estómago incapaz de recibir nada, un día después teñido de pereza, una cabeza sin capacidad de concentración y alguna que otra molestia, y una pierna derecha destrozada (sí, sólo la derecha. Ahí estuvo bien).

Lo cierto es que a mí no me gustó nada, sobretodo porque no recibí ninguna advertencia. Nunca me avisó que cuando yo repetía "Yo tengo la suerte de no tener resaca" estaba mintiendo. Y la mala nueva llegó este año, allá por Semana Santa, cuando sufrí la (espero) peor resaca de mi vida. Y hoy, otra vez, cuando me levanté mareada, y con todos los otros síntomas mencionados.

Todo bien con que una se vaya poniendo vieja, pero mínimamente pido una advertencia mientras estoy cometiendo la falta. No se, ponele que se me tiñen de verde la uñas, por decir algo...

jueves, 23 de septiembre de 2010

Increible

El noticiero de Telefé es menos serio que mis amigas y yo tomando mates un domingo de resaca. Se creería que no, pero es posible.

Mala obra

Este es el segundo año que comparto con mis vecinos de edificio. Antes de mudarse, hicieron una reforma en el departamento que duro mas o menos un mes. Desde entonces hasta hoy, tres reformas más, una de ellas desarrollándose rai nau. Yo no entiendo si es que sienten amor por sus obreros, si éstos cobran muy barato, o son primos y lo hacen de onda. Tampoco me importa, la verdad... Pero vivir con el ruido, y el polvo que sale de su balcón, me está volviendo loca (una vez más).

viernes, 17 de septiembre de 2010

Arbitraria-mente

Muchísimo más grave que no saber que se quiere en la vida, me parece no saber qué no se quiere en la vida. No saber que se quiere me parece normal.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Son dinamita

Todos sabemos que el mate acompañado por tostadas con manteca es lo más. Ahora, agregales miel de la blanquita y cristalizada, y morís de placer en ese instante.

Pido disculpas por las entradas cortas y poco profundas que vengo ofreciendo. No tengo excusas, es sólo la falta da ganas de escribir, y la necesidad de no perder el hábito.

martes, 14 de septiembre de 2010

C, de Cafénvenenado

Cierta vez un amigo dijo:

"Yo no banco la violencia, para nada. Pero si un día me cruzo a Riquelme, le meto un sopapo en la cara por pechofrío".

Y aunque no estoy de acuerdo (porque a Riquelme lo quiero casi, casi como a Carlitos, y tampoco me va la violencia porque sí), si un día me cruzara a Arjona no sé si elegiría:

a) tirarle un baldazo de pegamento, y después otro de migas de pan, cosa que las palomas no lo dejen vivir; o

b) ahorcarlo con una tanga color café.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Con su permiso

alguna vez, me iré. me iré como quien se va escapando de un tiempo.me iré diciendo -se me hace tarde, disfrazando mi rostro con el gesto apurado de quien mira convulsa-compulsivamente su muñeca izquierda, en busca de ese algo que le diga un cuándo, un ahora. y con el impulso del zapato mal atado, del salir con la camisa abierta, del sorbo al café con leche(frío) me iré;dejando en un rincón un nombre impronunciable, un gemido de gato, un piso límpido de susurros, tan frío de mi (ydevos) y el aire vacío-anónimo, con ese algo en común de los desodorantes de ambiente, una gata loca escapar por la ventana. me iré dejando la puerta abierta, las sabanas tan estiradas (tan inmaculadas, tan pulcras, tan diáfanas, tan castas y pueriles.tan limpias ya de las arrugas que alguna vez, de las arrugas que algún nosotros) y las ventanas bien cerradas.todo bien teñido de la detestable luz artificial (bombilla 75w). te dejaré así pues, siendo un antes, una hoja partida por el viento, un muñeco roto en el ropero, un baúl lleno de pretéritos. sí, te dejaré siendo este irremediable, ineludible, inevitable, decrépito después.


Hace ya bastante tiempo lo encontré (en algún lugar de la web que hoy no recuerdo) y me gustó tanto, que volviéndolo a leer puedo revivir aquél momento. Cometí el error de no guardar autor, así que a quien sea, gracias.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

lunes, 6 de septiembre de 2010

Cuando tiene razón, la tiene

Mi amiga me pregunta qué onda con ese chico, y le cuento. Le digo que él me llama seguido, que él se interesa, que él está. Que yo no se si quiero llamar, si me quiero interesar, si quiero hacer de novia. Entonces mi amiga me dice que otra vez la misma historia, que cuáles son mi peros ahora. Y yo lo digo que no, que la misma misma no. Es que ahora sé que ella tiene razón, y entonces no busco peros, e intento evitar mis preguntas repetidas.

lunes, 30 de agosto de 2010

No tan distintos

Listo, carecen de puntos en común. Son diferentes, no tengo un tipo de tipo. Está bueno eso... A menos, claro, que una mínima característica me tire la teoría al carajo. Y que tenga que observar bien a este otro. No vaya a ser cosa que por ese mínimo detalle me enceguezca, y termine como siempre. Pero a la vez no puede ser tan grave. Digo, dejarlo ir, sólo porque comparte una cosa tan ínfima, no tiene sentido. Y por ahí los otros tambíen me daban escalofríos, pero de otra forma. Porque así, con esa mano grande y pesada sobre mi espalda que no me deja mover, y esa voz agitada que dice andate, así, no besa cualquiera.

jueves, 26 de agosto de 2010

Lo juro

Un día de estos me pongo ruleros, bata y pantuflas, sólo para salir al balcón y gritar:

"¡¿Me están jodiendo, hijos de puta?! ¡¿Cuál es su problema con esa bocina?!"


No se preocupen, sigo con actitud de primavera. Pero estos terroristas del buen humor me ponen los pelos de punta.

lunes, 23 de agosto de 2010

Si lo cuentas no se cumple el deseo



Cuanto más vivo, más cuenta me doy del impacto que mi actitud tiene sobre mi vida.

Mi actitud, para mi, es más importante que los hechos. Es más importante que el pasado, que la educación, que el dinero, que las circunstancias, que los fracasos, que el éxito que lo que otras personas piensan, digan o hagan.

Es más importante que las apariencias, los dones o la destreza.

Levantará o hará fracasar a una empresa.... una iglesia.... un hogar.

Lo admirable es que día a día es nuestra la elección de la actitud que asumiremos en respuesta a toda situación.

No podemos cambiar nuestro pasado... No podemos cambiar el hecho de que la gente actúe en determinado modo. No podemos cambiar lo inevitable.

Lo único que podemos hacer es tocar la única cuerda que tenemos, y esa es nuestra actitud. Estoy convencido de que la vida está constituida por un 10% de lo que ocurre y el 90% de cómo reacciono ante ello. Y eso es también contigo...

En todo momento somos responsables por nuestra actitud. En efecto nuestra manera de ser depende enteramente de nuestra actitud.

Charles Swindoll


Visto actitud de primavera y, si le pongo esfuerzo, quién te dice no me dura un montón.

jueves, 19 de agosto de 2010

Quitemos el Suspenso

Leyendo la más reciente entrada de Lol-it! (no, no sé poner links, así que si alguien quiere me puede explicar) dije Qué va! y me dispuse a contar algo recién salidito del horno de las anécdotas.

Hace algunos sábados conocí en mi pueblo, a un chico que creí jamás haber visto. Charlamos, nos besamos, nos pasamos teléfonos y la vida siguió. Un tipo interesante, apenas más chico que yo (Un año. No es nada, pero a mí no me termina de cerrar. Prejuicios ridículos, ya sé), que fuera de sus vacaciones también vive en la Gran Ciudad. Mr. Facebook me hizo notar que ya nos conocíamos, pero que evidentemente estábamos muy cambiados y personalmente no nos dimos cuenta.

Algo de tiempo pasó, y cuando él volvió a instalarse empezaron los mensajes para encontrarnos. Creo que sobretodo a nuestra edad, hay dos grupos bien marcados que más adelante o más atrás se homogeinizan: Adoro mi celular, o Ya no puedo vivir con él. Claramente yo pertenezco al segundo, y él al primero, pero me había caído muy bien y en pos de no autosabotearme otra vez, hice oídos sordos al prejuicio.

Varias idas y vueltas, el encuentro era hoy. Pregunto qué hacemos y me dice que su idea de salida era tomar algo y después si nos caemos bien, dormir en tu casa o en la mía.

¿Soy yo? Digo, no me escandalizo por dormir con alguien el a primer salida. Si da, da y lo hago con gusto. Pero ya que el plan sea que dé, no me entusiasma. ¿Y si no da? No, mirá me voy a dormir a mi casa porque no me caes bien. O: -Sí, me caés bien, pero no tengo ganas de dormir con vos. -Ah no! Pero teníamos un trato! ¿Cómo funcionan estas cosas? Creo que me resulta igual o más raro, que después haya aclarado que dormir puede ser dormir también. Como que acostados se resuelve la cosa, no sé. ¿Él es un moderno y yo soy una antigua? ¿Estoy equivocada en pedir espontaneidad?

Evidentemente me llenó de preguntas. Entre ellas, si hice bien en aclarar que si quería salíamos, pero que seguro que hoy no pasaba nada. Primero, porque no estoy segura de que no hubiera pasado, y segundo, porque me sumé a su movida
quitemos el suspenso
.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Vuelta al Ruedo

Ok, vuelvo a escribir. No porque alguien me lo haya pedido, ni porque crea que lo están esperando (aún mi ego no llega taaaan lejos), sino porque quiero contar varias cosas y como no sé bien cómo, no escribo, y como no escribo no resuelvo el cómo. Me escudo en el círculo vicioso, básicamente.

Ya desovillaré algunas cosas que quiero dejar acá: Lo único que hoy soy capaz de dejar, es una queja escrita a la tan errada decisión que tomó Marcela Kloosterboer al vender su alma de mujer común a los malditos publicitarios de Always.

No me molestaba el "Qué pelazo", tampoco me molestan las publicidades que muestran mujeres haciendo cosas normales, y moviéndose con toda naturalidad, aunque estén en esos días. Debo admitir que las del grupo de amigas tirándole líquido azul a la toallita es un poco ridícula, pero ninguna, insisto, ninguna me exaspera tanto como "Si querés helado, comé por montones". Me saca de quicio! Me molesta el fondo rosa, la actitud de "Te juro, estás exagerando, esto es lo mejor que me pasó en la vida". Dale Marcela, esa no me la creo.

Y claro que quiero helado! Pero no veo que mi bolsita de Always traiga algún cupón para que en Freddo me regalen un cuarto de mousse de chocolate. Señores publicitarios, sépanlo:
Estoy esperando.

jueves, 5 de agosto de 2010

Jungla de Cemento.

Desde mi ventana, para todo el mundo.

De los 19 balcones que veo desde la ventana del lavadero, 6 están poblados de gente que salió a mirar hacia abajo, sin importar el frío. Claro, es que en la vereda que no llego a ver, algo emocionante está pasando con esa mujer que grita.

"...Nosotros ayudamos a un viejito recién, usted no ayudó a nadie! Ayudamos a quién podemos, no tenemos la obligación de ayudar! ¿Y usted que mira señora? No hable si no tiene la menor idea de lo que pasó! No hable! Y usted señora, sí, la de enfrente! Cállese la boca si no sabe! Al pedo habla la gente, si no sabe nada..."

Después de escucharla, rescato varias cosas:
-No sólo ayudaron a un viejito, si no a todos los que salimos a entretenernos con la situación (o por lo menos a mí, que me causó gracia). Bendita sea la solidaridad.
-Claro que todos ayudamos a los que podemos, por eso se aprecia la ayuda, sobretodo cuando es tan espontánea.
-Adoré que se dirija a su público, me pareció brillante, y sustuvo nuestra atención.
-Por supuesto que la gente habla al pedo, pero también escucha. No ha de olvidarse.

¿Qué carajo habrá pasado?



domingo, 1 de agosto de 2010

Era otra la historia

¿Ves que abajo del flequillo hay dos manchas negras? Sí, más abajo hay otra mancha más deforme y grande, pero esa es roja. Si mirás bien, adentro de las manchas negras hay algo de blanco, y un poco de marrón oscuro. En momentos más felices, esos eran mis ojos, y la mancha roja era una boca bien delineada. No existían ni las ojeras gigantes, ni la manteca de cacao roja alrededor de mi boca paspada. Increíble, pero cierto. Claro que tampoco existían las carilinas por doquier, ni el té Tafirol tan espantoso.

Buenos tiempos, aquéllos...

sábado, 31 de julio de 2010

Política de Estado

¿Sabés qué me molesta sobremanera? Que la opsición me sea tan poco creible, que me haga sentir oficialista. Porque no me copa, porque no quiero estar en ningún bando y quiero ser objetiva, pero no sé cuándo me dicen la verdad, y cuándo me mienten.

Impotencia siento. Eso.

martes, 27 de julio de 2010

Para no olvidar

De a poco fui creando una listita de tips que de llevarlos siempre conmigo, me ahorraría varios dolores de cabeza. A saber:

-No te quedes en lugares donde no querés estar. Si estás incómoda, podés irte. Si no te cabe, también. Si simplemente no te cierra, tenés la obligación para con vos misma de retirarte.

-La soledad te sienta tan bien, que deberías alejarte un poco.

-Es importante darte cuenta cuando tus amigos te entienden, y valorable que a veces no pidan explicación.

-Es necesario que sepas cuándo parar de pensar.

-Dejate ser. Cómo y cuándo quieras. Y si a alguien no lo convence, recomendale el primer punto.

lunes, 26 de julio de 2010

De Marte y Venus

Tengo algunas amigas feministas. Feministas de esas, que no se autoproclaman así, ni se reconocen como tales. De esas que aunque todo el día insistan con que los hombres son de terror, que nosotras somos tanto mas lindas, más inteligentes, más astutas, detestan que se las contradiga.

A veces me río, y a veces las escucho atentamente, rogando que no signifiquen sus palabras. A veces pienso en cómo las ven, y en cómo las veo, y también claro, si se me incluye en esa bolsa. Y me doy cuenta de que detestaría estar ahí. De las pocas ganas que dan de escuchar a alguien creer en la superioridad de género, cualquiera sea éste. Y entonces pienso, observo, me alejo, vuelvo y digo:

-D, cortala!

jueves, 22 de julio de 2010

Home, sweet home

Para mucha de la gente que vive sola, volver a la casa madre implica un viaje semi corto, un almuerzo o cena familiar, un beso, abrazo, y nos vemos en unos días, la próxima semana, o ni siquiera aclaramos cuando. Para mí, en cambio, volver implica un viaje de 4 o 5 horas (dependiendo en qué), una estadía mínima de un fin de semana, y la respuesta obligada al hasta cuándo te quedás y al cuándo volvés.

Hace una semana que disfruto del cariño de familia, la forma poco sutil de malcriar a la recién llegada, y ese aireciiito a mar que me llena los pulmones y el corazón. Siete días de puro disfrute familiar, y sensación de playa. Porque aunque el frío intenta taladrarme los huesos, es el frío más hermoso que conozco. Y así, embelesada por las buenas costumbres, es que de a ratos, me atrapan los recuerdos.

Y el lo llamo o no lo llamo golpea mi cerebro, las historias repetidas se apoyan en el otro hombro, y la ansiedad me muerde las uñas.Y me pregunto si lo tengo que llamar, si quiero verlo, si nos hará bien o será que volveremos a empezar. Si es el aire, si es la familia, o si es el conjunto entero de resurrección lo que me genera esta sensación de necesidad.

Porque acá, en este pueblo que espera casi intacto, se me hace difícil distinguir las ganas de amor, del recuerdo de amor que fue y que seguro no va a volver a ser.

martes, 20 de julio de 2010

Sigue igual de bien

Y qué lindo saberse acompañada, y acompañante. Y qué lindo un día para recordarlo obligadamente.

Feliz día amigos

viernes, 16 de julio de 2010

22, de locos!

Hace exactamente 22 años y 4h 15', mi mamá me hacía conocer al luz. Unos 8 meses antes, papá y mamá se habían encargado de que eso fuera posible.

Todo ese tiempo despúes, me siento en la compu y les cuento a todos: Hoy es mi cumpleaños!!. Y después de leer los tantos mensajes en fb, sonrío más fuerte y me digo:

FELIZ CUMPLEAÑOS A MI!

jueves, 15 de julio de 2010

Para Ricki que lo lee por PC

El problema no es que yo exagere con la cantidad de cosas, el problema es que no me entran los zapatos en la valija.

miércoles, 14 de julio de 2010

De todos colores

Si hay algo que hoy me pondría muy contenta, es que del Senado salgan buenas noticias.




Viva, y deje vivir. Se lo pide Hilitos, de corazón.

lunes, 12 de julio de 2010

Un hilito con nudo

Estuve todo el día con un nudo en el estómago. Es que cuando una sabe que una amiga está tomando una decisión así de importante, pero no porque ella se lo haya contado, la ansiedad se multiplica. Llamarla fue imposible, porque claro, yo no sé.

Y aunque todo esto parezca un chusmerío de amigas, juro que no lo es. Y también juro que los nervios, la ansiedad, las ganas de llorar no se me van. Quiero abrazarla y decirle que todo va a pasar, porque las decisiones siempre son para bien (o eso se supone, o eso es lo que debería decir). Quiero estar, pero no puedo hasta que ella me lo quiera decir. Y entonces el nudo se me mueve del estómago al corazón... ¿Y si no me lo cuenta?

sábado, 10 de julio de 2010

De corazón te lo digo...

Si todavía estás a tiempo, mantenete alejado del Bejeweled Blitz.

Es un consejo de amiga, que hubiese deseado que alguien me diera antes de convertirme en una adicta absoluta.

jueves, 8 de julio de 2010

Boniato, batata o camote

No es que no tenga qué contar. No es que no me estén pasando cosas, ni que deje de esperar sus comentarios. Es pura y absoluta vagancia. Son las ganas en números rojos, y yo tirada en el sillón.
Son cosas esperando que las resuelva. Es el puro agotamiento mental que se me vino encima después de la tormenta.

Estoy en teóricas vacaciones. Casi casi que terminé de cursar, pero aún así no consigo la calma. ¿Será que el ruido lo llevo adentro?

Abatatamiento, creo que le dicen..

lunes, 5 de julio de 2010

Opina Hilitos, sepa entender

El mundo de las palabras de apoyo y consejos llenos de ánimo es un poco difícil para mí. Hay veces que logro ponerme imparcial, y otras en que la ira se apodera de mí, y mis respuestas son contundentes y bastante duras. Soy conciente, e intento controlarme, pero me sale así, cortita y al pie.

Por suerte para mí, la gente que me conoce también está al tanto de esta característica y tiende a entender el punto antes que el mensaje literal, pasando por alto la subjetividad excesiva. La gente que no me conoce, en cambio, podría (y casi seguro que lo haría) verse afectada.

Una verdadera alegría, es encontrar a alguien que poco me conoce capaz de verme como alguien conocido. Sobretodo, porque a pesar de mi discapacidad comunicacional, lo que dije (aunque sea un poquito) ayudó. Y sonrío por eso.

domingo, 4 de julio de 2010

Cada cosa en su lugar

Deprimida como todos por el final de ese maldito partido, llegué a casa dispuesta a siestear toda la tarde. Apenas acostada, mi hermano y compañía anunciaron su inicio de estadía en casa. Ok, me levanto.

A mi criterio, el papel de anfitriona lo representé bastante bien: cedí mi habitación (y con ella mi cama), cociné, preparé café con leche e hice la vista gorda con el desorden general.

Pero una vez que se fueron, me dí cuenta que la testosterona me gusta mucho más para coquetear, que para dejar ropa tirada u olor a deportista.

No quiero dejar de decir que, a pesar de que me rompa mi ambiente femenino, adoro que venga mi hermano.

jueves, 1 de julio de 2010

Yo te guío

Suponete que me sobraban 20 cm de pelo.
Después imaginate que hacía un tiempo lo estaba pensando.
Finalmente figurate que fui a la peluquería y lo liquidé.

Ahora, estate seguro de que me hizo muy bien.

lunes, 28 de junio de 2010

Hija'e Papá

El partido contra Grecia lo ví con mi papá. Nunca fui de esas hijas pegoteadas, que admiran a papá como a nadie en el mundo. No pienso que mi padre sea el mejor tipo del universo, ni quiero un novio como él. Sin embargo, siempre quise sentirme, aunque sea, un poquito así.

No puedo explicarles lo bien que me porté. No hice comentarios de ese delantero divino, no hablé de los botines, y tampoco canté Messi, Messi, Messi que más aplauda. Pero no me guardé todas esas cosas por mi papá, sino por su amigo. El amigo con la cara más rígida que jamás haya visto. Pensé que me odiaba, que yo era un especie de anticábala hecha persona, así que no quise llamar su atención.

Pero el orgullo de hija admirada llegó después en el almuerzo, cuando mi papá me dijo 'Le caíste bien a Oscar. Me dijo que sos muy simpática'. Un poquito, un poquititito hija predilecta me sentí. Lo ví en la sonrisa de orgullo que me mostró papá.

Yo digo.

Walter Queijeiro me parece un imbécil.

Lo estoy escuchando en la radio y tenía que decirlo.

domingo, 27 de junio de 2010

Twist it!

Como casi todo el resto del mundo, yo tampoco disfruto de la espera de ese ruido. No me gusta mirar el aparatito espectante de la llamada o el mensaje. Escuchar adentro mío un '¿Habré quedado como una boluda?', o algún 'No me acuerdo bien qué fue lo que le dije' y todo eso que me invade después de conocer a alguien. Porque, pongámonos de acuerdo, Hilitos no es la persona más segura que conozco.

Entonces, siguiendo los consejos de Einstein (quien, entre otras cosas, se dedicó a cambiarnos la vida a unos cuántos), ayer no fui yo quién diera el número, sino quién lo anotara. Porque decidida a hacer las cosas diferentes en pos de obtener distintos resultados, modifiqué la historia habitual. Y aunque tomar el lugar de hombre también tenga sus complicaciones, está bueno cada tanto cambiar de rol.



jueves, 24 de junio de 2010

Impasse

El fin de semana me tomé unas mini vacaciones. No facultad, no gente de siempre, no mail, ni facebook, ni blog. Nada.

Lo pasé genial. Me relajé, recargué energías y me reí, todo en su justa dosis. Tuve charlas profundas y otras no tanto. Reconocí nuevos amigos, y también de los otros.

Ha sido un hermoso fin de semana, y ya estoy lista para volver a la rutina. Buen día a todos!

jueves, 17 de junio de 2010

Desparrame

¡Qué linda la gente que desparrama buena onda al pasar!


Estoy a las corridas, el finde me escapo de la ciudad

martes, 15 de junio de 2010

Ella y yo

No es que no la quiera escuchar. No es que no la entienda, o que no comparta su angustia. Tampoco creo que esté equivocada, o la culpo por exigirme ahí. No la considero tonta, ni demente, ni ambigua. No me siento ajena a sus sentimientos, ni la desconozco por ellos. Entiendo la bronca, el enojo y las ganas de asesinar.

Pero es que estoy completamente segura de que no se merece perder todo este tiempo. Es sólo que no importa cuánto la escuche, ya no tengo más para decir.

Y es que estoy segurísima de que no me merezco perder todo este tiempo. Pero no importa cuánto me escuche, ya no tengo más para decir.

lunes, 14 de junio de 2010

Acá también se habla del Mundial

A riesgo de parecer bipolar o contradictoria, tengo dos cosas que decir.

Número uno: Me jode infinitamente que se hable todo el tiempo de lo malas que somos las mujeres para ver fútbol. Me molesta que nos subestimen, como si siempre tuvieramos algo estúpido que decir. Cuando vemos alguna película romántica dominguera con algún hombre, no nos quejamos de los comentarios que hacen, ni los consideramos inferiores por ellos. Entonces, ¿cuál es su problema con nosotras?. Podemos ver un partido calladas, o quejarnos por alguna falta no cobrada. Llegamos a ese nivel intelectual, lo juro.

Ahora, la segunda: ¿Vieron que se vienen los botines color coral? Es LO ÚLTIMO entre jugadores, yo ya me di cuenta.

domingo, 13 de junio de 2010

Pegame y decime Marta

Hace aproximadamente tres horas que estoy sentada frente a la pc haciendo ese bendito modelado, y todavia me quedan unas cuantas horas más. Me duelen los hombros, la espalda, y un poco la mano. Para no perder tiempo, no lavé los platos de ayer ni hice la cama. Tengo hambre, pero no sé si ir a cocinar.

Lo malo no es eso, lo malo es que está quedando tan bien, que lo estoy disfrutando a pesar de los dolores. Supongo que antes de inscribirte te tendrían que dar un papelito, a modo de aviso, que te informe que con el correr de los años, aparece el masoquismo. Tal vez funcionaría mejor que el filtro del CBC.

jueves, 10 de junio de 2010

Cambio, no te tenemos miedo

Con cada ruptura emocional, mi departamento sufrió un cambio.

Cuando corté con aquel novio, la pared de mi living se pintó de rojo, y compré una funda para el futón que lo hiciera combinar. Más adelante, cuando me dí cuenta que ese chico nunca iba a ser nada más, la pared de mi cuarto se pintó de amarillo, y el acolchado se llenó de rayas, que también lo hicieron combinar.

Cansada de mí, muchas veces me corté el pelo, lo despeiné y cambié de look solo por innovación. Colgué cuadros, agregué luces, cambié el espejo del baño. Me compré ropa nueva, jugué a vestirme diferente, a cambiar de actitud.

Esa es mi manera de canalizar. Y estos días, que me ando sintiendo un poco rara, se me ocurre cambiarle la cara al blog... A ver si lo agrego a la lista de cosas que me hace bien modificar...

miércoles, 9 de junio de 2010

Yo? No, yo no...

Si hay algo que me queda en la cabeza después de mi corto paso por el consultorio de la psicóloga es un 'Parece que estás manejando muchos tiempos' tirado al pasar. Poco tiempo para estudiar materias horribles, mucho tiempo libre y con eso el aburrimiento, y poco, muy poco tiempo para encontrar a alguien que me mueva el piso.

Y es que cuando es eso lo que se está buscando, se necesita mucho tiempo hasta obtener un resultado, y ya me estoy cansando de esperar. Porque hombrecitos de una noche, eso encuentra cualquiera. Pero hombres con potencial de muevepisos, es mucho más difícil. Sobretodo cuando, claramente, una es una histérica y se autojustifica con razones de tiempos.

PF! Menos mal que no soy de esas...

sábado, 5 de junio de 2010

Chistonto

M: Y encima tengo que estudiar y hacer cosas pa el lunes... vos?

H: Leía blogs
Pero me tengo que poner a leer o modelar
URGENTE

M: Que raro...
Jajaja yo a estudiar
Modelar? Whats that?
A ver no me digas
Essssss
...
Volumen?
3 d
Algo de eso?

H: Caminar de lado a lado de mi departamento cantando naaáá nara na naáá
Jajajaja

M: Jajajaja taraddaaaaaa

Qué risa Marisa!

jueves, 3 de junio de 2010

Esos buenos momentos que pasamos

Mi mañana estuvo dedicada a recorrer la ciudad. Un poco apurada, un poco distraída, relajada. Ya cuando estaba volviendo pasé por un lugar que trajo un recuerdo y escribí: te quiero un montonazo.

Lindo es poder alegrarle la mañana a un amigo, y que te lo agradezca. Porque en ese momento en que te lo agredece, te comparte la alegría.

miércoles, 2 de junio de 2010

Pequeños placeres de la vida en facultad

Si hay algo que puede hacer que me olvide del hecho de que sólo dormí 4 horas, es una buena ducha, con la ropa calentita esperándome afuera. El máximo esplendor lo logra, claramente, la bombacha recién salidita del caloventor.

domingo, 30 de mayo de 2010

Sólo sé que no sé nada

Si viendo la película más estúpida de la historia, aprendo que ser egoísta a veces es necesario, soy una analfabeta vivencial. Tengamos cuidado con que no supere la dosis sana de amor propio, ni los límites sentimentales del entorno, y de verdad vale la pena.

Ahora, si realmente todos los que me lo habían dicho antes hubieran sido más gráficos, yo me hubiera ahorrado una hora y media de película dominguera.


El resto es toda una mentira, ser el cliché de soltera en casa un sábado de lluvia es fenomenal. No les puedo mentir.

viernes, 28 de mayo de 2010

Relax

Llego a casa después de un día muy largo. Todavía tengo la sonrisa del encuentro con una vieja amiga. Pienso que podría salir, pero no consigo cómplice, así que me calzo las pantuflas. Mi buzo preferido sale del placard, el salamín que compró mamá de la heladera, y de fondo se escucha Botineras. Tal vez el vino también venga a acompañar.

Intento relajar la mente, y poner el cuerpo en acción. Los platos de hoy siguen en la pileta, y la ropa por colgar. Pepa también se relaja, y hace la suya. Perfecto. Las ganas de salir se vieron desplazadas por las de terminar la semana encontrando un mínimo equilibrio, probablemente en la bañera con algo de espuma.

El ruido será ruido, pero la tranquilidad tiene lo suyo. Disfruten su fin de semana, el mío empieza bien.

Enterísima

Saber, que a pesar de tanto, los amigos están ahí listos para compartir un momento, soportar un berrinche, o escuchar opiniones pasadas de subjetivas. Eso señores, es completarse.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Nos volveremos a ver

Fue como salir de un túnel del tiempo. Los otros encuentros habían sido virtuales, no cuentan. La verdad estaba ahí, sentándonos a charlar en el bar. Él estaba como un nuevo tío, casi abogado, capitalista, un poco pendejo. Yo, estudiando como la que se fue, con los ojos más perdidos, un poco más porteña y hippie. Cada tanto las miradas se cruzaban y también esas eran diferentes.

En el tiempo que nos dejamos ser, nos convertimos en casi opuestos. Siguen iguales la química, las risas y las discusiones ridículas. Querernos, nos queremos mucho. Pero sí fue claro que en algún momento no fuimos lo que somos. Fue hasta confuso imaginar por qué alguna vez nos pensé tan iguales.

Un año y medio más tarde, es raro notar que aquella separación era lo que finalmente tenía que pasar. Y saludarlo al bajarme del coche con un buen abrazo y un te quiero mucho.

martes, 25 de mayo de 2010

Fuerte y claro

Yo sé que en algún momento he tendido a enroscarme. También sé que él le tiene miedo a esas cosas. ¿Pero será tan difícil creer que quiero cojer y nada más?¿Puede ser que no pueda pedir un polvo y ya?

'Quiero que cojamos hoy'. Es eso lo que quiero.

Que esto no es mi estilo, ya lo sé. Pero que las horas y el alcohol, todo lo pueden, también.

jueves, 20 de mayo de 2010

Aquí y ahora

Ayer llegué a casa al mediodía, y dormí hasta la noche. Me levante, comí, y me volví a acostar. Durante los días anteriores, mi cabeza no estuvo en otro lugar que en la entrega, en lijar, pintar, dibujar, todo para el miércoles.

La entrega pasó, las cosas me fueron bien, y hoy ya es otro día. Me encuentro pensando en mañana, en entregar el otro tp, preparar la valija, volver a casa. Pienso en el fin de semana, los amigos, papá, mamá, la perra. En fin, en disfrutar el descanso.

Bueno sería concentrarme en hoy, ya se, pero es que mañana está interesante. Me pregunto si disfrutar el momento se refiere al momento instantáneo, o incluye también un futuro cercano.

lunes, 17 de mayo de 2010

El pecho a la bala

Me levanté muy temprano, me hice un café con leche y me puse a trabajar. Pepa se despertó enseguida, y vino a sentarse conmigo. Para las 7.45 ya había cumplido algunos de los objetivos, así que me acosté otra vez. Mamá me despertó a las 9, me hizo el segundo café con leche del día y unas galletitas con Mendicrim.

Lo bueno es que hoy ya es otro día, y no me preocupa que sea Lunes o no llegar a la entrega. Hoy no está en los planes entrar en pánico, así que si eso llega a pasar, va a tener que ser después de las 12. Me propongo sonreirle al día nublado, y rogar que llueva, que me pone contenta.

domingo, 16 de mayo de 2010

Mufa

He llegado al limite.

Acabo de tirar una sopa encima mío y de los pedazos de maqueta sobre el escritorio. Tengo el cerebro saturado y la paciencia un poco más. Estoy incómoda. Mi hermana está atrás mío y siento que me chusmea. Este jean es insufrible, sobre todo cubierto de sopa. Me molesta que se me caiga tanto el pelo y que mañana sea lunes. Quiero el departamento solo otra vez. Me quiero bañar pero no quiero pasar frío cuando salga. No quiero tener que pedir mi compu cada vez que la quiero usar. Pepa se pasó toda la tarde robandose cosas del tacho de basura, qué fastidio.

Está decidido, soy oficialmente una soltera vivesola insoportable. Por supuesto, recibida con honores.

La parte copada es que tengo antena para la tele y que el fin de semana me voy a mi casa. Pero claro, para el finde de semana faltan un lunes y una entrega.

viernes, 14 de mayo de 2010

Esos locos bajitos

El sábado en Plaza San Martín un grupo de ángeles nos llenó de plumas. Los nenes que miraban el cielo seguramente lo disfrutaron tanto más porque no veían los arneses, porque esos ahí arriba volaban porque sí. Y yo, que ya estoy un poco grande, me maravillo del montaje, me lleno de energía mirando al cielo o sintiendo las plumas caer. Pero como si todavía no hubiera visto los cables, miro a los bajitos y sonrío, como si ahí también hubiera magia (y hay mucha más).


Y es que cuando se resigna la necesidad de saber, se gana la capacidad de sorpresa.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Y comieron perdices

Que encontrar al indicado es cosa difícil, lo sabemos todos. Habrá que buscar, revolver y seguir buscando por largo rato hasta dar con ese ideal, que pase a todos los imperfectos por encima. Y en ese momento una (o uno) se sentirá realizada, completa, feliz. Y claro, después llega lo de las perdices.

También es sabido que una vez que se lo encuentra, hay que hacer lo posible por conquistarlo. Y si se está segura de que Mollo es el indicado, no quedará más opción que caerle algún día en la casa, confesarle el enamoramiento y, ahora sí, vivir felices para siempre.

O no, y quedar como cualquier otra groupie boluda... Claro que eso no pasa cuando una sabe que él es el elegido.

lunes, 10 de mayo de 2010

Rara, como encendida

Soy de las evidentemente pocas personas que tienen hoyuelos y, sumado a eso, reirme me es muy sencillo. Así que la mayor parte de mi vida me crucé con gente que hizo comentarios del estilo 'Me encantan tus pocitos', 'Ay! Tenés hoyuelos' o 'Se te hace los agujeritos', y nunca, realmente nunca, le encontré lo divertido. Después de un tiempo, me dí cuenta de que éso es sólo una de las tantas cosas que me distinguen, a saber:

-No me gusta el helado de dulce de leche. Me empalaga, y creo que no tiene comparación con el de chocolate en cualquiera de sus versiones.

-Canto por la calle sin mp3. Además de la música, me gusta escuchar lo que pasa alrededor, así que el aparatito ese no me sirve y mi discapacidad para cantar pasa a un segundo plano.

-Amo las ferias hippies, aunque odio los adornos y ahí hay un montón. No me importa, disfruto recorriéndolas.

-Miro las esquinas con basura porque creo que algo super fantástico está esperando que yo lo levante.

-Algunos peinados pueden ponerme nerviosa. El año pasado un compañero tuvo todo el año sus rulitos finitos llenos de gel, como mojados. Por dios, creí que quería matarme de un ataque de nervios.

-Saludo al colectivero (y pienso que si esto me distingue, estamos al horno).

-Creo que no puedo vivir sin sahumerios. Tengo alma de hippie, imagen de ciudad y enamoramientos con rockers. All in one.

-Puedo decir incoherencias, sabiendo que lo son, y defendiéndolas como a la más pura verdad.

-Le hablo a mi gata como a una persona, y estoy convencida de que cuando desapareció, lo hizo con su novio. Como La Dama y el Vagabundo, o Abelardo y Eloisa.

-Y por más que me moleste un poco que lo digan, creo que mis pocitos son lo más.

domingo, 9 de mayo de 2010

Pero tampoco tengo ganas de parar

Una vez más me pregunto qué es lo que quiero para mi vida. No mi vida futura, no mi casa con el perro, las ventanas y el jardín, sino mi vida instantánea. Esa que en la agenda escribió una cita con la psicóloga el viernes a la tarde, y la misma que me dijo que no tenía ganas, que no sé si quiero seguir.

No se si el problema es con la terapia, con la psicóloga o conmigo. No se si es pasajero o permanente, pero me interesa saber. Tengo ganas de no seguir, pero miedo de necesitarlo. Y pienso que tal vez sí, que tal vez no sea ella la psicóloga para mí, y que qué paja ponerme a buscar otra.


P/D: Intenté usar otra expresión que no sea qué paja, pero juro que ninguna quedaba bien.

viernes, 7 de mayo de 2010

Heep, heep!

Aplausos, pitos, matracas, heep heep hurras, gorros y trompetas, todos para Johi que me hizo este hermosísimo banner, y un muchas gracias bien gigante con una sonrisa especial.

Una divina usted, Johi.

martes, 4 de mayo de 2010

Ok, perdón fue sin querer

El piropo callejero más lindo que alguna vez recibí fue 'Qué lindas piernas que tenés' con una sinceridad, si sumulada, muy creíble. Y empiezo con esto, porque a mí sí me gusta que me digan cosas lindas por la calle. Ahora, si hay algo que no estoy entendiendo, es qué pretende un hombre X, solo o con su grupo de amigos, que al verte pasar balbucea un 'Hola mi amor, me estabas buscando?' como si: a) fuera gracioso; b) fuera original o inteligente; o c) (y esta es la peor de todas) una se fuera a dar vuelta y responder 'Ay si, amor! Acá estas'.

Juro que la idea cruzó por mi cabeza unas mil veces, mínimo. Así que el sábado a la noche cuando ese chico se decidió por la idea a, b o c (pero acertadamente sin usar el mi amor), yo me dí vuelta y dije 'Ay sí, justo te había mandado un mensaje, no me contestaste!'.

Por su cara, supongo que no fue la opción c la que lo convenció. Y si su plan había cambiado, el mío cambió justo un segundo antes de darnos unos besos. Ok, perdón, me equivoqué, ya sé. Y va mi sicero pedido de disculpas a la comunidad femenina receptora de piropos callejeros, porque es por gente pasada de copas como yo, que ellos creen que esa maldita frase, realmente puede llevar a algún lado. Maldígome.

Ahora, no es que me quiera justificar cuando digo que si uds hubieran estado ahí, la historia no sería diferente.

lunes, 3 de mayo de 2010

De cómo se desenvolvió mi sábado

Si tuviera que armar con colores el día, lo armo así:

Gris oscuro: Amanezco pensando en esa frase que dijo una amiga ayer: 'Vos hay cosas que no sabés, hay cosas que no podés opinar'. OK, disculpame por tratar de ayudar cuando obviamente, me es imposible. Te lo dije ayer, te lo digo hoy, andá a cagar.

Gris claro: El sol está entrando por la ventana, me dan ganas de limpiar y lo voy haciendo tranquila, escuchando algo de música.

Blanco, amarillo, naranja o algún color feliz: Recibo una llamada de mi hermano. Volvió Pepa, la gata cuasi hija que toda soltera cliché debe tener. Hace un tiempo se había desaparecido, pero se ve que ser una gata cliché también implica vivir con una soltera demente.

Azul: Pink Floyd está sonando, yo estoy leyendo en el sillón. Ya no me importa la frase de mi amiga, ya no me importa si llego a estudiar para el parcial. Pienso disfrutar el resto del sábado y mañana tener a Pepa feliz corriendo por el departamento.



P/D: Lo escribí el sábado y no se porqué no lo subí. Pepa duerme en el sillón, el enojo con mi amiga ya desapareció, y yo sigo leyendo en el sillón.

jueves, 29 de abril de 2010

¿Quién es? Soy yo

Las siestas al sol pueden ser reveladoras. Lo digo en serio. Ayer a la tarde mi siesta debe haber durado 15 o 20 minutos, y por resultado dio una verdad increíble. Que ni en horas y horas de pensamiento hubiera conseguido: No me estoy esforzando lo suficiente.

Es claro. La ciudad es gigante. Miles y miles de edificios, uno al lado del otro. En elgún lugar de esta ciudad tiene que haber un tipo interesante para mí. No te hablo del amor de mi vida, hablo de alguien que sólo me interese. Existe, estoy segura. Ahora, si el tipo está, pero yo no lo conozco, no es culpa de él ni de la ciudad. Claramente, el problema es mío.

Bien, todo esto a las 3 de la tarde tomandome un café. A eso de las 8, cuando me tomaba el subte, un chico en frente a mí, mirándome todo el viaje. Y yo a él, de a ratos, porque después de tanto mirarnos sus ojos casi transparentes me intimidaron un poco. Casi en mi poder, dos entradas al teatro de más. ¿Cómo puede ser que no le haya dicho, mínimamente, 'Te regalo dos entradas'? ¿Cómo puede ser que haya decidido bajarme del subte dejándole una última mirada, en vez de mi teléfono, mail, facebok? ¡¿Cómo puedo serr?!

martes, 27 de abril de 2010

Esto es estar de racha!

Estoy teniendo unos días de ánimo positivo. No me pregunten por qué, porque no tengo respuesta: no me acosté con nadie, no me gané la lotería ni me encontré plata por la calle, y mucho menos conocí al amor de mi vida. Pero por alguna razón, me levanto a la mañana con una sonrisa, canto alguna canción pedorra en mi cabeza, y desayuno como si acabara de conocer el café con leche.

Recién llego de la facultad, como 3 horas antes de lo previsto, y me pienso poner a cocinar con Amy Winehouse.

Espero que no se corte la racha después de este post, o después de caer en que si no me pongo a leer, pierdo una materia, lo que pase primero.


P/D: Qué lindo que esto se vaya llenando de gente!

lunes, 26 de abril de 2010

Smile

Lo bueno de la vida es la forma de sorprender.
Lo bueno en nosotros es ser capaces de reconocer la sorpresa.
Lo bueno de mi día es que la vida me haya sorprendido, y que yo me haya dado cuenta.

Recién volvía a casa caminando y de repente siento ese olor tan característico, sólo para mí, a taller mecánico. No hay forma de que ese olor no me traslade instantáneamente a mi infancia en el patio de mi abuelo, en el taller de mi tío, corriendo por la bicicletería y cargando cosas, juntando rulemanes, riéndome con mis primos. Me es inevitable sonreír y recordar por un mini segundo mil cosas felices, mil recuerdos de verano, millones de risas. Y esa sensación irrepetible de calidez, comodidad, y plena, sí plena, felicidad.

Y entonces pienso que la vida se acaba de esforzar en crearme un segundo de satisfacción, y agradezco todavía recordar, y poder sonreír sin razón para el mundo, y con millones de razones para mí.

Puede ser un gran día

Hoy me levanté de muy buen humor. Creo que el olor a tostadas recién hechas tuvo algo que ver.

sábado, 24 de abril de 2010

Nada por aquí, nada por allá

Hablando ayer con mi psicóloga (sí, empecé terapia) me dí cuenta de que la cantidad de capas que se pueden tener. Me refiero: llego, me siento, y a los 3 minutos estoy hablando de una persona que jamás apareció en mi vida y que, evidentemente, me molesta. Pero lo raro del caso es la capacidad de decirlo tan sueltamente, sólo porque estoy frente a una licenciada, en un consultoria con luz tenue, y unos ojos grandes mirandome.
¿Cómo puede ser que hasta entonces yo sola no me hubiera dado cuenta?

Mágica la psicología... Mágica

jueves, 22 de abril de 2010

Todos los caminos conducen a Roma

Hinchar las tarlipes.
Romper las pelotas.
Joder.
Romper las guindas.
Molestar.
Cagarme la vida.
Joderme la existencia.
Provocarme.

Se lo advierto, si ud se está acercando con alguno de esto fines, hoy no es el día.

viernes, 16 de abril de 2010

miércoles, 14 de abril de 2010

Es usted muy amable

Ok, lluve. Todos sabemos lo que eso significa. Todos somo concientes de que los colectivos van a estan repletos, el subte apestoso y las calles intransitables. Los colectiveros están de mal humor, las chicas con pelo frizado ni te digo, y los recién amanecidos, fuera de órbita.

Entonces, querida amiga, podés colaborar y no empujarme como si me estuviera robando todo el lugar del maldito colectivo? Porque, te explico, esto que llevo el los pies no es una almohada gigante en la que me quiero tirar, ni tampoco es una bolsa llena de aire. Esto del paquete, mi vida, es un pedazo gigante de telgopor que, por mucho que me empujes, no va a cambiar su solidez, pero sí puede hacer que me caiga sobre la señora que está aca sentada!

jueves, 8 de abril de 2010

Crónicas de una revancha perdida

Vengo de viajar por la ciudad, que es realmente un caos. A la ida, el colectivero más mala onda de la historia se olvidó de avisarme en San Martín y, como yo estaba muy colgada escuchando una conversación de pelos rizados y quejas por la cantidad de gente en el colectivo, me pasé.
Cuestión... que tuve que bajarme, cruzar y tomarme el 60 otra vez.

Ok, hasta acá la ciudad se pone en mi contra y yo no pienso darle el gusto de amargarme. Me bajo, cantando, llego al local, y oh desgracia! no se puede hacer eso que pido.

Ok, 2º round, me la banco, pero ya no canto.

Llego a la parada de colectivo, espero dos minutos, y llega uno que no me deja demasiado bien, pero lo tomo igual. 1,25 por favor. Me siento observada, asi que miro. Dos chicos, uno de ellos muy atractivo, un poco reo, un poco sexy, me estan mirando. No te pongas colorada, si?. Me siento un poco alejada, viajo normalmente... Se baja el amigo. No se bien por qué pero me alegro.

Lo escucho hablar por teéfono, no entiendo bien dónde se baja, pero lo veo ponerse la campera. Ya está, en la proxima me bajo. Sola. Sí, sola!. Él se queda ahí sentado y yo, desde abajo, no dejo de mirarlo y le dibujo una sonrisa que él me devuelve, y ahí dejo de mirar. Se va. Se baja en la próxima parada, y se pierde, lo pierdo.


Moraleja: La vida me da revancha y yo... yo me bajo antes.




P/D: Lo cierto es que tampoco se qué otra opción podía tomar. Pero qué lindo hubiera sido una escena de comedia romántica dominguera!

martes, 6 de abril de 2010

Sentimientos encontrados

Tengo una tendencia a adaptarme fácil a los cambios, y otra a molestarme por eso.





Ah! Y otra cosa! Hoy me siento más sola que nunca.

domingo, 4 de abril de 2010

Definamos

Raro es cuando en un bar una se encuentra con ese amigo de su ex que alguna vez le tiró un palo, y se imagina cómo hubiera sido con él en vez de su ex. Eso, es raro.

Ahora, lo que es rarísimo, es sentir que al otro le está pasando igual. Eso sí que es rarísimo.

lunes, 29 de marzo de 2010

Hable con ella

Hoy como tantos otros días, vuelvo a pensar que necesito una psicóloga. Hace ya unas horas que pienso y pienso en llamar y conseguir un turno, pero no logro hacerlo. No puedo terminar de convencerme. Incluso anoche dediqué un largo rato a buscar en la cartilla médica todas esas que me pueden ayudar, y hasta que queden cerca de casa, aún cuando el sueño atentaba contra mí. Y me prometí, casi me juré que hoy apenas me levantara iba a llamar a las que hiciera falta (con una jerarquía basada en lo confiable o no de sus nombres) hasta conseguir ese maldito turno que se supone que quiero conseguir.

Sí, quiero. Pero tengo miedo, o me da paja, no se. Y es que en mi última y única experiencia la muy forra se olvidaba de los nombres de la gente que le mencionaba, y tendía a encontrarme problemas alejados de los que yo creía importantes. E ir y sentarme frente a una mina nueva, empezar a contar.. ni se por dónde empezar. Porque estoy segura que me va a preguntar por qué empiezo. 'Porque no puedo con mi cerebro', 'Porque me siento traumada con mi padre, y me hincha las pelotas', 'Porque soy una bola de nervios' Dale, ninguna me parece del todo representativa. Y de última ¿Qué me importa por dónde empiezo?. Voy, me siento y que salga lo que salga.

Soy de terror, hablo sola hasta en un blog. Ok, anoto eso para contarla a la psicóloga.

domingo, 28 de marzo de 2010

No puedo entender bien cómo, pero tengo unas ganas infinitas de escribir, y una inspiración en números rojos y negativos.

sábado, 27 de marzo de 2010

Lo mejor está por venir

Estar sola no me es fácil. De hecho, al principio me resultó bastante difícil. En serio, bastante.
Dos días depués de cortar con mi entonces novio (digo dos días pero no se si no fue uno... Puede que me haya autoconvencido de los dos, como si fuese necesario) empecé una aventura (así lo denominó él) con el hombre menos indicado para mí.

Es el típico dandy, con todas las respuestas y piropos ansayados, clásico galán de telenovela, más falso que billete de 200, pero una capacidad de encantamiento mayor de la que una chica como yo, con el corazón destrozado y milies de inseguridades, pudiera soportar.
Pero la excusa del corazón roto, debo admitir, sólo puede salvarme por ¿cuánto? ¿dos meses? ¿cuatro?. Ok, no. Fueron como diez. Como un siglo, casi.

Lo que en las telenovelas pedorras de la tarde jamás cuentan, es que tras el guión, se esconde el verdadero protagonista. Que cada una de sus frases fríamente calculadas, no tienen ni un pelo de sentimiento o de verdad porque, claramente pero no tanto, algunos otros las estuvieron pensando para él. Y así hasta yo soy galán.

Obviamente yo dejé de ser Romina Gaetani, Soledad Silveyra, o Julieta Díaz para darme cuenta de que no necesitaba eso. Que el genio con las frases preparadas podría servirle a alguna adolescente en potencia, pero que para mí, ya había caducado. Obviamente todas mis amigas ya lo habían notado hace tiempo, pero ese no es el punto. Me dí cuenta de que estoy lista para el verdadero príncipe, ese que (si todos los planeta de alinean y Marley no dice alguna boludez) es capáz de acertarle a la perfecta frase romántica, y es probable que esa sea 'Que linda estás hoy'. Ese cuya risa sea la que me haga reir. Uno mucho más simple y más real.

Así que salí a buscarlo. A conocer miles de equivocados, realmente no me importa. Y estoy casi segura de que hoy, encontré al primero.

jueves, 25 de marzo de 2010

martes, 23 de marzo de 2010

Las cosas como son

Sí, me rio mucho.
No, no soy buena encarando.
Hacerme la linda... Ok, no me convence.
Soy así, hablo de más, me río, me hago la que no quiero darte un beso.

Pero enterate, si me lo robaras sería más que feliz.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Nube negrísima

Odio ver ese placard vacío. No me quiero ir. Estoy segura de eso.
Para colmo la radio más deprimente del mundo, hoy está en sus mejores días, y las demás son puro reggeaton (o como chonga se escriba). Y el ruido me aturde, pero el silencio me deprime, y yo no sé que es peor.
Yo sabía que esto se iba a terminar en algún momento, pero no se. No estoy lista hoy. Como siempre, creí que tenía más tiempo. Tiempo de despedirme de todos con un beso y un abrazo. No me importa que los vuelva a ver, no me interesa. Porque volver, o irme, no es sólo alejarme. Es retomar todo. TODO. Incluyendo las cosas de las que me venía escapando y las que se me van a escapar. Porque ya me avisaste, te vas.
Bastardo.
Y me voy de acá para instalarme allá, pero medias por un tiempo. Y lo mejor lo estaba viviendo, y ya sé, ya sé que siempre lo mejor está por venir. No soy emo ni nada que se le parezca. Tampoco es que ando tirando flores por la vida. Pero es así, nunca nada va a ser tan grave, algo bueno siempre hay.
Malísimo, ni yo me creo hoy. NO ME QUIERO IR!!!.
Quiero gritarlo, y llorar falsamente con gritos de colores. Patalear, y que venga mamá a abrazarme fuerte y relajarme. Sí, que inmadura. Qué me importa. Me siento así. Tirada en el suelo, que me duela la garganta de gritar, y que después alguien me diga que está bien, que me puedo quedar. Que ese final maldito lo aprobó alguien por mí, y que todos nos quedamos un tiempo más. Que mis vacaciones se extienden, y (sólo porque le caigo bien) me regala un día de spa.


Dale Alguien, te estoy esperando.

jueves, 25 de febrero de 2010

Problemas de pareja

Nos peleamos otra vez. El me dijo cosas horribles... Que yo era fea, y me veía fea. Que ya nada me iba a quedar bien. Yo le dije que si me veía fea era por su culpa. Que la rutina nos había arruinado, que esto no había razón para culparme a mí. Que particularmente hoy, él estaba horrible.

Nos callamos por un rato y nos miramos inmóviles.
Yo agarré el jean más básico, la remera más dominguera y me fui a trabajar.

Estoy segura de que cuando vuelva, mi placard y yo ya habremos hecho las pases.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Si me querés conquistar, regalame un Tofi y decime que estabas seguro de que era mi preferido.





(Eso sí, jamás menciones que lo leíste en este blog).

martes, 23 de febrero de 2010

Desordenada

Me gustaría decir que no, pero esto me pasa muy seguido y no solamente acá sino en otras situaciones. Dije que iba a empezar un blog para descargarme, para liberar tensiones, para relajar la mente de asuntos que no me dejan tranquila. Lo dije, lo juro, yo lo recuerdo y este blog lo tiene impreso en la pantalla de tu pc.

Pero no lo hice. Lo pensé varias veces, pensé cómo armarlo, por dónde empezar a contar, qué es lo que quiero decir. Y no pude. Pensé tanto, pero tanto, que hoy termino escribiendo de un problema que pensé que no era tan grave, y que ahora empiezo a considerar como el problema original. Algo así como el padre de todos mis problemas. Soy una desorganizada. Pero no una desorganizada cualquiera, sino una desorganizada, pensante y vergonzosa. Que hasta a veces considera no escribir ciertas cosas porque la ruboriza que gente que no la conoce piense cualquier cosa. (¿QUÉ CARAJO TE IMPORTA?!).

Mas allá de eso, me cuesta seguir un plan. Me cuesta decir hoy, qué es lo que planeo hacer mañana. Tiendo a resolver las cosas en el momento, algo apurada y con la adrenalina en el cuello. A lo largo de mi vida he tenido serias discusiones (y hasta peleas) con gente que creía que mi impuntalidad o mi facilidad de cambiar planes eran algo personal, un defecto que yo misma me inventaba para sacarlos de quicio. Y ahí empieza la cuestión. Yo no lo considero un defecto. Me resulta divertido, cómodo y variado nunca cerrar el abanico de posibilidades. En este mismo momento, estoy reescribiendo esta parte para decidir cuál de las dos es a que mejor encuadra. Y ahí sí que soy una virtuosa. Decidir me resulta simple. Incluso en las deciciones difíciles, una vez tomadas, no hay arrepentimiento que valga para mí. Me jode sobremanera que la gente no puede atenerse a sus deciciones. Loco, si pensaste que era mejor irte de vacaciones que comprarte el auto, ahora no me hagas escuchar tus quejas porque tenés que viajar en colectivo. Yo entiendo que llegar a la conclusión cueste, pero ya esta! Ya lo hiciste! Por más que compares respuestas a la salida del parcial, la hoja ya la tiene el profesor. Y no es que yo sea la reina de las deciciones, es sólo que si hay algo que ya no podes cambiar, ponete tu mejor sonrisa y bancatela. Si vos sos yo, y hace un rato estás escribiendo un post que no sabés qué final tiene, porque una vez más te fuiste por las ramas... Bancatela y apretá Publicar Entrada.



Así no de puede desmarañar nada.

sábado, 13 de febrero de 2010

Más vale sola...

-Hoy no fuiste al Bingo.
-Jajajajaja! No, hoy no fui.

Hasta ahí, vamos. Tenía el comienzo perfecto para entablar una conversación entretenida. El tipo ya me había hecho reír, me había sorprendido con una observación de la que no me había percatado, y me había hecho notar que (de manera anónima y para nada invasiva) él ya me había fichado.

Ahora bien, después de eso le agregamos un 'Vos salías con X, no? Si, yo lo conozco somos amigos', para continuar con una reseña de su antigua novia, el tiempo que estuvieron juntos, y cómo la rutina los había arruinado. Si más adelante sumamos (como si hasta acá no fuera suficiente) la anéctoda de cómo el novio de una mina con la que trabaja le quiere romper la cara, porque 'supestamente' él le tocó el culo a la susodicha, llegamos a una conclusión que dice mas a menos así: 'Prefiero llegar sola al día de los enamorados, y no con cualquier banana que me regale una rosa comprada a las 5 am'.
O 'Mejor sola que mal acompañada', pero el otro es más autorreferencial.



P/D: Ahora, la pregunta es ¿Salgo el domingo en evidente oposición a tan maldito día? ¿O me alquilo alguna peli y me tiro a dormir?

jueves, 11 de febrero de 2010

Desatada

En estos días se cumplió el año de soltería. No es que lleve la cuenta con pesadumbre ni mucho menos, pero me es inevitable que este olor a verano me traiga el recuerdo. Así que ando medio melancólica últimamente.
La ruptura para mí fue más una tarea pendiente, que una incertidumbre dolorosa. Hacía ya meses que las cosas no andaban bien, y siempre por alguna u otra razón, yo encontraba fundamentos para evitar el corte. Hasta que un día me di cuenta. 'Y si no termina se contamina más'. Y lo hice. Para él fue muy difícil, porque a pesar de que yo le había hecho saber mi descontento varias veces, jamás pensó que iba a tomar la desición. Así que los llamados a cualquier hora (muchas veces llorando), los regalos sin sentido, y las cartas y encuentros programados se hicieron comunes durante el primer y segundo mes de ruptura.
Después de eso yo tuve que reaccionar, porque la relación se había vuelto un poco psicópata, y ni mi cerebro ni yo podíamos soportarlo.
La cuestión es que entre esos regalos al mejor estilo manotazo de ahogado, estaba una pulserita que hasta ayer estuve usando. Después de cuatro años de relación es lógico que tu ex pareja conozca casi perfectamente tus gustos, así que no le fue difícil encontrar una ideal para mí, que me fuera casi imposible no usar. Y lo hizo.
Pero estos últimos días la pulsera empezó a pesarme. Comencé a sentirla más como una esposa que una pulsera, y a mí que me es difícil notar qué es lo que está molestandome, me tomó un tiempo darme cuenta del problema. Pero ayer, cuando mi amiga me la sacó, sentí una libertad en la muñeca que me cuesta describir. Fue como si de repente se me descontracturara la mano y pudiera bailar libre. Como sacarme un peso de encima, y sentir que era un paso que me faltaba dar. Juro que en ese instante, fue una mano feliz y un alma relajada.

martes, 9 de febrero de 2010

En esos días

Hay días que son especiales para darse cuenta de los buenos amigos que se tiene alrededor. Será por la propia disposición, será porque en esos días los amigos están en su mayor esplendor, o será simplemente coincidencia. Tres de mis amigas se dedicaron a comprobarme hoy, que son lo más de lo más.

El primer episodio fue apenas llegamos a la playa.
Yo: J, viniste caminando?
J: No.
V: En qué viniste? En remis?
J: Vos viniste en remis?
V: No, yo vine caminando. Te preguntaba a vos en qué viniste.
J: Estás loca! Cómo vas a pagar un remis por esas cuadras?!
V: Jajaja!! Yo vine caminando!! Vos en qué viniste?
J: Ah, yo caminando.
De estas situación rescato la insistencia de V, dispuesta a conseguir una respuesta cueste lo que cueste, y la indiferencia inicial de J, hasta que el problema le llamó la atención. Si eso no es digno de un aplauso, entonces no sé en qué voy a gastar los míos. Obviamente a esto le siguieron minutos de risas inenterrumpidas (excepto por algún chiflido que deje entrar un poco de aire antes de morir). No puede haber una persona mas genialmente colgada que J, ni con esa capacidad de hacer reír y reírse de sí misma.

El segundo, fue mientras tomabamos mates y charlabamos casi seriamente. J dijo que el sueño de su vida era tener una farmacia, a lo que B preguntó: 'Tu sueño o tu proyecto?'. A mí me pareció genial. Que soñar sea para cosas más importantes, más utópicas. De ahí, que tener una farmacia sea una manera de ponerte feliz.
Adoro a B. Las adoro a las tres.

sábado, 6 de febrero de 2010

Tengo que decirte, esta no es mi primera vez.

Creo que desde que tengo memoria mi cabeza es un desastre. Hablo sola, imagino cosas, canto fuerte por la calle sin necesidad de un mp3 u otro aparatejo, me como las uñas de una manera bestial, y siento culpa de varias cosas que al común de la gente no le hacen ni cosquillas. La mayoría de estas cosas JAMÁS me preocuparon, pero ahora las cosas son diferentes. Empiezo a cansarme de algunos quilombos en mi cabeza. Y viendo que empezar terapia en estos momentos se me hace difícil (por lo menos hasta marzo) decido desahogar mis pensamientos en un blog, al que cualquier persona puede acceder, como si yo fuera una especie de experimento raro, o una masoquista que quisiera mostrarse desnuda frente a un montón de desconocidos. Con suerte, un montón.
Así que pido a quien sea que lea un poco de este blog, que no tenga miedo de opinar. Que si alguien tiene que tener miedo, esa soy yo, y cuando el miedo tenga fundamentos, cierro el blog y a la mierda.