jueves, 26 de agosto de 2010

Lo juro

Un día de estos me pongo ruleros, bata y pantuflas, sólo para salir al balcón y gritar:

"¡¿Me están jodiendo, hijos de puta?! ¡¿Cuál es su problema con esa bocina?!"


No se preocupen, sigo con actitud de primavera. Pero estos terroristas del buen humor me ponen los pelos de punta.

7 comentarios:

El alter ego de Mabel dijo...

un día de estos me compro una bocina y los ubico un poco, a los desesperados de siempre.

Hugo dijo...

Yo vivo al lado de un taller de camiones, a media cuadra de un corralón de materiales y tengo dos playas de estacionamiento de camiones y un club de fútbol a la vuelta. La Compañía de Municiones que estaba en la otra cuadra la trasladaron, años atrás cada tanto se ponían a reventar munición que ya no servía y no sabías si te estaban atacando o era año nuevo.

Pero bueno, en general vivir en una ciudad chica es tranquilo...

Andre dijo...

Yo salgo siempre por la ventana a putear a los nenes que gritan a la hora de la siesta, pero en bata y ruleros es un nivel que todavía no alcancé.

johi dijo...

Belgrano es un caos.

deMónicamente dijo...

los ruidos de la urbe son terribles.
viví muchos años en una esquina, y todas las madrugadas, el mísmísimo camión recolector de residuos, se detenía pegadito a mi balcón a compactar la basura. indescriptible!!!
kissesss

Lola dijo...

jajajaj hacelo, t lo piso y sacate una foto y subila!

Alba dijo...

Grosso! Nunca se me ocurrió eso! Ahora me encantaría hacerlo!

Solo me falta mudarme de departamento a uno que de a la calle...