jueves, 16 de septiembre de 2010

Son dinamita

Todos sabemos que el mate acompañado por tostadas con manteca es lo más. Ahora, agregales miel de la blanquita y cristalizada, y morís de placer en ese instante.

Pido disculpas por las entradas cortas y poco profundas que vengo ofreciendo. No tengo excusas, es sólo la falta da ganas de escribir, y la necesidad de no perder el hábito.

7 comentarios:

johi dijo...

A mi no me saque de mi cafè con leche con tostada.
O si hace mucho calor Nesquik.

No pida disculpas, es su blog y expresa lo que quiere y siente, no hay un modelo a seguir.

Chipi dijo...

Coincido con Johi!!! en eso de que es tu blog y esto es una hilitoscracia.
Nada de pedir disculpas.

Por otro lado, el post venía perfecto hasta que le agregamos la miel...pero es cuestión de gustos, viste...a mi la miel me da como la sopa (odio la sopa, soy mafalda y que?!), son esas cosas "tipo remedio" que tomo si o si cuando me siento muy mal. Y quedaron con ese estigma...

La loca de Mierda dijo...

mm puedo hacer un cambio, y me sumo a Johi, a mi en vez de mate, cafe con leeeeeecheeeeee

Lol-it! dijo...

Ay doña Hilos, para mi, las tostadas con manteca van como locas con un tecito.
Si, decime viejademierda que me encanta

Hilitos dijo...

Un día organizo mateada en casa, y quiero ver si se resisten a las tostadas

El alter ego de Mabel dijo...

Esto es demasiado vanguardista para mí. Agregarlo cosas a la tostadaconmanteca. Habrase visto.

Cat dijo...

AMEN!
Las tostadas con manteca van con (casi) todo!