sábado, 25 de septiembre de 2010

En falta

En algún momento de mi no tan larga vida, mi cuerpo decidió no responder. Se convenció de que eso de esforzarse para que la mañana siguiente sea de lo más normal , era una pérdida de tiempo. Concluyó que si mi alma no le daba respiro no había problema, sólo tenía que pagar (a noche vencida) la módica suma de un estómago incapaz de recibir nada, un día después teñido de pereza, una cabeza sin capacidad de concentración y alguna que otra molestia, y una pierna derecha destrozada (sí, sólo la derecha. Ahí estuvo bien).

Lo cierto es que a mí no me gustó nada, sobretodo porque no recibí ninguna advertencia. Nunca me avisó que cuando yo repetía "Yo tengo la suerte de no tener resaca" estaba mintiendo. Y la mala nueva llegó este año, allá por Semana Santa, cuando sufrí la (espero) peor resaca de mi vida. Y hoy, otra vez, cuando me levanté mareada, y con todos los otros síntomas mencionados.

Todo bien con que una se vaya poniendo vieja, pero mínimamente pido una advertencia mientras estoy cometiendo la falta. No se, ponele que se me tiñen de verde la uñas, por decir algo...

7 comentarios:

deMónicamente dijo...

sería posible ver el color verde de las uñas mientras estás cometiendo la falta???...me parece que nooo!!

el día después es la advertencia para la próxima!! jajjaa
en unos años, te olvidarás de poder cometerla!! acordate lo que te escribo.
kissessss

Alba dijo...

El que quiere celeste...
A veces hay que correr riesgos, además si lo pasaste bien... quién te quita lo bailado.

Hay toda clase de remedios ahora para esas cosas. Igual tomá todo esto como de quien viene (nunca en mi vida estuve en pedo, nunca tuve resaca, nada).

Petardo Contreras dijo...

El tiempo pasaaaaaa lalalala
Uno de los secretos es el Fernet, nunca te da resaca con eso.
Mientras mas pesada es la bebida mayor es la resaca porque es mas difícil de digerir el tipo de alcohol
Por ejemplo me encanta el vino pero como para tomar unas copas con una buena comida, pero el pedo y resaca de vino es horrible, ni hablar de Frizze o esas mierdas todas químicas.
En fin
A tomar muchaaaaa muchaaaaa agua y esperar

Ivy dijo...

debo decir q ya no recuerdo cuándo fue mi última resaca de esas q te hacen pensar por un tiempo q no tomás nunca más; pero era algo así como tener el cerebro líquido, y q este se agitara con cualquier movimiento de mi cuerpo, jejeje

Hugo dijo...

Y no, cuando uno empieza a alegrarse ya no hay vuelta atrás y seguramente va a tomar bastante más de lo que el cuerpo puede tolerar.

Odio la acidez, hay veces en que tomar un solo vaso de lo que sea al otro día me deja ardiendo por dentro. Pero por suerte, por más fea que haya sido la borrachera jamás me queda el famoso dolor de cabeza. Debe ser porque ya todo está medio anestesiado, supongo.

¿Ya te prometiste que no lo vas a volver a hacer, o que vas a tomar menos? Por las dudas, el vodka solito no produce resaca...

johi dijo...

jajaja, mejor advertencia que la del día después, o la del momento en que ves a la gente doble, no hay.

Pero noto que no estas dispuesta a resignarte a tomar menos alcohol.
El organismo se vuelve a acostumbrar o plantate un limonero :P

(vaso con agua fría y limón, cura la resaca ;))

Ale dijo...

Es sin advertencia y cuando menos te lo esperas... De un momento a otro, se fue todo a la mierda!