jueves, 8 de abril de 2010

Crónicas de una revancha perdida

Vengo de viajar por la ciudad, que es realmente un caos. A la ida, el colectivero más mala onda de la historia se olvidó de avisarme en San Martín y, como yo estaba muy colgada escuchando una conversación de pelos rizados y quejas por la cantidad de gente en el colectivo, me pasé.
Cuestión... que tuve que bajarme, cruzar y tomarme el 60 otra vez.

Ok, hasta acá la ciudad se pone en mi contra y yo no pienso darle el gusto de amargarme. Me bajo, cantando, llego al local, y oh desgracia! no se puede hacer eso que pido.

Ok, 2º round, me la banco, pero ya no canto.

Llego a la parada de colectivo, espero dos minutos, y llega uno que no me deja demasiado bien, pero lo tomo igual. 1,25 por favor. Me siento observada, asi que miro. Dos chicos, uno de ellos muy atractivo, un poco reo, un poco sexy, me estan mirando. No te pongas colorada, si?. Me siento un poco alejada, viajo normalmente... Se baja el amigo. No se bien por qué pero me alegro.

Lo escucho hablar por teéfono, no entiendo bien dónde se baja, pero lo veo ponerse la campera. Ya está, en la proxima me bajo. Sola. Sí, sola!. Él se queda ahí sentado y yo, desde abajo, no dejo de mirarlo y le dibujo una sonrisa que él me devuelve, y ahí dejo de mirar. Se va. Se baja en la próxima parada, y se pierde, lo pierdo.


Moraleja: La vida me da revancha y yo... yo me bajo antes.




P/D: Lo cierto es que tampoco se qué otra opción podía tomar. Pero qué lindo hubiera sido una escena de comedia romántica dominguera!

2 comentarios:

Guadex dijo...

Hilitos hubiera seguidos dos cuadritas más y le decía bajito: Hola, me llamo x, me das tu telefono? :D Gracias, me tengo que bajar, ya me pase... jajaja :D
Hay veces q las cosas mas incoherentes son las que nos sirven :D
Beso!

hilitos dijo...

jaja hubiera sido muy bueno, lo tomo para la prox