sábado, 6 de febrero de 2010

Tengo que decirte, esta no es mi primera vez.

Creo que desde que tengo memoria mi cabeza es un desastre. Hablo sola, imagino cosas, canto fuerte por la calle sin necesidad de un mp3 u otro aparatejo, me como las uñas de una manera bestial, y siento culpa de varias cosas que al común de la gente no le hacen ni cosquillas. La mayoría de estas cosas JAMÁS me preocuparon, pero ahora las cosas son diferentes. Empiezo a cansarme de algunos quilombos en mi cabeza. Y viendo que empezar terapia en estos momentos se me hace difícil (por lo menos hasta marzo) decido desahogar mis pensamientos en un blog, al que cualquier persona puede acceder, como si yo fuera una especie de experimento raro, o una masoquista que quisiera mostrarse desnuda frente a un montón de desconocidos. Con suerte, un montón.
Así que pido a quien sea que lea un poco de este blog, que no tenga miedo de opinar. Que si alguien tiene que tener miedo, esa soy yo, y cuando el miedo tenga fundamentos, cierro el blog y a la mierda.

5 comentarios:

La Criatura dijo...

hola vengo a opinar

y opino que si, vos largá y nosotros opinamos

somos opinólogos de profesión


(un buen comienzo sería sacando la "verificación de palabra" yendo a configuracion - comentarios)

salute y bienvenida

Café (con tostadas) dijo...

ay, Hilitos... es una suerte que hayas elegido una palabra que me gusta tanto!


Eso sí, si de algo te sirve... no creo que sean los comentarios nos que nos hacen vernos... creo que es este hábito (vicioso en mi caso) de escribirnos cotidianamente.

Vos dale para adelante que si para algo se nos da es para opinar! (aunque no sirva de mucho)

pd: me sumo al pedido de Criaturito acá... sacame las letritas! :P

hilitos dijo...

jaja listo el pollo, sin letritas para todos

Any dijo...

Y bueno dale, quien te dice que no termines des-ovillando la madeja ... o haciendo un matete mas grande todavia.
Ya veremos.
bienvenida y saludos

Diego dijo...

Es una buena razón para abrir un blog... probablemente ayude. Es mejor que escribir y dejar las cosas en un cuadernito que no lee nadie. A veces las reacciones de los demás, aunque sean perfectos desconocidos, ayudan a abrir los ojos un poco.
Saludos y mucha suerte ;-)