jueves, 15 de julio de 2010

Para Ricki que lo lee por PC

El problema no es que yo exagere con la cantidad de cosas, el problema es que no me entran los zapatos en la valija.

7 comentarios:

Hugo dijo...

1- Comprarse otra valija.
2- Conseguir alguien que cargue con esa valija.

El glamour ante todo, no?

jugando a la rayuela dijo...

Yo siempre termino cargando cosas en el "bolso de mano" que equivale casi a otra valija, y hacemos bien mira si justo te queres poner eso que te quedaste con ganas de llevar

Saludos

y para los que gusten
http://lavidaalunaresrojos.blogspot.com/

johi dijo...

Los zapatos NUNCA entran en la valija, o si...y tal vez no sepamos armarlas, gran posibilidad jaja.

Si tengo bolso entra todo perfecto, si tengo valija me falta espacio... Llevate mochila con zapatos y listo =P.

Lol-it! dijo...

En ese caso... No se llevan, y te los comprás en destino :P

Hilitos dijo...

Hugo: Ya casi, casi que estoy saliendo... Comprar la valija, imposible y de la segunda opción, ni hablar. Y claro, el glamour antes todo, excepto por la mochila en la que estoy llevando los zapatos.

Jugando: Claro, el bolso de mano es una mentira... Y si, no puedo imaginar la trajedia de no llevar lo que necesito

Johi: No, no... NUNCA entran, no me jodan! Y sabes que no la había pensado? Es verdad que en el bolso sí entran

Lol: Ayy qué lindo si fuera tan fácil! Jajaja, no es mala idea te digo...

Cat dijo...

Voto por eso de viajar liviana y volver cargada!

La ropa nueva es una buena vorma de extender un viaje después de mucho de haber vuelto.

Los zapatos que compré en España me duraron como tres años... casi lloré al tirarlos, pero no daban más!

:)

Heidi dijo...

a donde te vas?